ZIKA

Zika, que es y cómo enfrentarlo.

La infección con el virus del Zika es causada por la picadura del mosquito Aedes Aegypti infectado. Recientemente se ha reclamado la transmisión por contacto sexual. Este virus fue aislado por primera vez en el 1947 en África, en el bosque de Zika y desde entonces se han generado pequeños brotes en diferentes partes del mundo. Más recientemente, en el 2014 Chile que reporto casos y  Brasil  en el 2015.

El tiempo de incubación es entre 3 y 12 días y solo el 25% de las personas infectadas desarrollan síntomas y aquellos que lo desarrollan les dura de 2 a 7 días.

Aunque el Zika no presenta rasgos particularmente característicos, en la mayoría de los pacientes se observan erupción en la piel que comienza en el rostro y luego en el resto del cuerpo. En algunos casos conjuntivitis no purulenta además de síntomas parecidos al dengue como los siguientes,

- Fiebre de menos de 39°C.

- Dolor de cabeza.

- Debilidad.

- Inflamación en manos y pies, dolor muscular y en las articulaciones (no es tan fuerte como en el chikungunya, que resulta incapacitante).

- Edema (hinchazón) en los miembros inferiores.

- Ocasionalmente se presentan vómitos, diarrea, dolor abdominal y falta de apetito.

 -Sangre en el semen.

El principal desafío que tenemos con el Zika es que no hay una forma específica de diagnóstico, no hay aún, una prueba comercial que pueda definir si un paciente tiene el virus o no. Esta situación provoca incertidumbre pues los médicos tienen que diagnosticar principalmente en base a los síntomas. Y  de esta misma forma manejar la condición del paciente observando el desarrollo de la enfermedad.

Las recomendaciones básicas son, descansar, manejar la fiebre y el dolor, ingerir líquidos para evitar la deshidratación, evitar el uso de aspirinas por el riesgo de sangrado.

El elemento preventivo viene a resultar la pieza clave para evitar una situación a nivel epidémico. Algunas recomendaciones son;

Asegurarnos que eliminamos los criaderos de mosquitos, esto debe ser un compromiso personal y social.

Vestir ropa de colores claros, estos alejan a los mosquitos.

Usar repelente de mosquitos. Asegúrese de usar uno que no sea toxico para usted también.  Existen repelentes naturales a base de Citronela que son una excelente alternativa.

Evite exponerse en lugares al aire libre en las horas en que los mosquitos están más activos (6:00pm-8:00pm)

Estar pendiente en su comunidad y área de trabajo de posibles casos de Zika.

Un estudio que data de la década de 1960 indica que tomar vitamina B1 (tiamina) puede ser eficaz para alejar a los mosquitos. La teoría es que al tomar más vitamina B1 de la que su cuerpo requiere hace que el exceso se excrete a través de la orina, la piel y el sudor. La vitamina B1 produce un olor en la piel que podría ser ofensivo para las hembras de los mosquitos que son quienes buscan la sangre para fortalecerse y poder poner los huevos.

Fortalezca su sistema inmunológico. Nuestro cuerpo es un maravilloso Laboratorio que está preparado para combatir cualquier enfermedad o virus, como es el caso del Zika, pero debemos darle las herramientas apropiadas para que el sistema inmunológico pueda encargarse de la condición. Conozca su cuerpo y sus necesidades y fortalézcase alimentándose saludablemente. Provoque así que su cuerpo sea uno alcalino al consumir gran cantidad de frutas, vegetales y verduras.

Evalué su condición general de salud conociendo las vitaminas y minerales que su cuerpo está necesitando para que se pueda suplementarse y su sistema inmunológico pueda enfrentar al Zika y cualquier otra condición.

En el caso de las mujeres embarazadas se ha señalado la posible relación entre el Zika y el nacimiento de bebes con microcefalia, cuando el contagio es en el primer trimestre del embarazo. Esta relación está basada en el aumento de casos de microcefalia en Brasil, en lugares donde existían casos de Zika.  Los casos se continúan estudiando para identificar la causa, los factores de riesgo y las consecuencias de esta condición y su relación directa con el Zika.

La Salud está en nuestras manos, debemos tomar el control de ella, educándonos y buscando las herramientas más eficaces para mantener nuestro sistema en excelentes condiciones para que pueda enfrentar cualquier condición de salud.

Este artículo pretende solo informar para crear el interés de que “Tomemos el Control de Nuestra Salud”.

 

Comments are closed.